Trainic Barceló Málaga /


Barceló Málaga nos pidió el desarrollo de un packaging, con el fin de que sus clientes pudiesen llevarse un picnic exclusivo, elaborado por el hotel, en su viaje de regreso. Para ello, quisimos envasar la esencia artística de Málaga. Partimos del cubismo de Picasso y le dimos una vuelta hasta nuestros días. Nos inspiramos en sus construcciones, que parten de formas, y en sus colores. Utilizamos formas básicas para crear un universo visual, formas que se usaron también para llevar a cabo la decoración y arquitectura del hotel. Combinando y dividiendo dichas formas, al igual que hizo Picasso con sus cuadros, creamos nuevas composiciones. Nos inspiramos en la herencia cultural y monumental de Málaga y en el propio tema gastronómico (adaptado a nuestros días para darle un toque fresco). Creando así un universo pictórico propio.